Follow by Email

lunes, 12 de diciembre de 2011

LA TÉCNICA.


Lápices de color, rotuladores y acuarela; individualizadamente o hábilmente combinados para generar texturas, veladuras y matices imposibles. Pepe González hacía uso de todo lo que tenía al alcance de su mano, para ejecutar sus ilustraciones y reinventaba cualquier técnica, aunque fuera la primera vez que entraba en contacto con ella. No obstante, si analizamos la mayor parte de sus obras a color, vemos que abunda el uso de los lápices de color, policromos o acuarelables. Es sin duda, el lápiz, la seña de identidad  que más reconocible hace el estilo de Pepe.

viernes, 15 de abril de 2011

La Vampirella definitiva.



Sin ningún género de dudas, Pepe González definió el perfil más carismático y definitivo de Vampirella. Ni Frank Frazetta pudo conseguir acercarse a la sensual y sugerente mirada que Pepe confirió al personaje. Es curioso, pero además del extraordinario glamour del que supo impregnar a la vampira de Drakulon, Pepe le otorgó un matiz de humanidad y cercanía, una carnalidad, que nadie más ha sabido captar ni reflejar. Probablemente influya en ello el hecho de que tomaba como referencia modelos reales, sobre todo en los primeros planos. En otra entrada analizaremos las diferentes referencias que inspiran la creación de Pepe González para su Vampirella.

Lo que sin duda queda patente, es que el personaje en manos de González, gozó de una frescura y una fuerza irrepetibles hasta la fecha.

Gracias a Antonio Muñoz, por facilitarme amablemente algunas de las imágenes de esta entrada.

















jueves, 7 de abril de 2011

Pepe González o la naturalidad.

Siempre me fascinó el trazo y la soltura en la obra de Pepe González. Habitualmente en las crónicas que leía sobre cómic en las revistas de la época, se hablaba de su facilidad para dibujar. Es algo que suele molestarme un poco y que el propio entorno del cómic ha exhibido siempre como una cualidad, perjudicando bastante la consideración que durante mucho tiempo se ha tenido de los artistas que trabajaban en este género. Que alguien dibuje muy deprisa tantos caballos o tantas viñetas no me parece realmente importante, salvo que lo contemplemos en términos comerciales. Creo que hay que ir más lejos. La habilidad es importante, pero puede resultar superficial. Aunque el cómic cumpla una función narrativa, también ofrece un goce estético y contemplativo.

Hay muchos modos de hacer cómic y de contar una historia y en arte, considero que todo debe valer como principio, porque de no ser así, nunca habría espacio para la experimentación. Los dibujos de Pepe González tenían y tienen frescura, naturalidad, seducción; alma. Las viñetas donde mostraba primeros planos de rostros, preferentemente femeninos, poseían una fascinación y un glamour subyugante. Es evidente que aquello era lo que le gustaba. Aún así, posee historias extraordinariamente bien contadas e incluso una ductilidad mordaz y efectiva para el dibujo humorístico.

En este blog trataremos de subir imágenes de Pepe González, que permitan conocer al artista genial que era, como dibujante de cómic, como ilustrador y como retratista.

Aunque distribuiremos las entradas, de acuerdo a un eje temático, como bienvenida a este blog, incorporamos una selección de obra variada.

Esperamos que os guste y que de algún modo contribuyamos a mantener intacta la magia de su arte; la mejor manera de que un artista sobreviva al rigor de su condición mortal, es que su obra siga emocionando día tras día.

Este país y este mundo suele ser desagradecido por naturaleza con los artistas.